Nuestros esfuerzos están dirigidos a:

  • Menores abandonados
  • Población infantil desplazada
  • Niños en riesgo físico y moral con familias disfuncionales
  • Niños varones, cuya edad de ingreso al programa esté entre los cinco y once años.